Cambios en los exámenes del carnet de conducir

Desde nuestra autoescuela en Castellón te informamos sobre los próximos cambios que la Dirección General de Tráfico pretende incorporar en los exámenes del carnet de conducir. Estos cambios afectan principalmente al examen teórico, aunque en el examen práctico también se aplicarán otros cambios menores. Aunque todavía no se ha anunciado una fecha concreta para la entrada en vigor de estos cambios, se espera que sea a partir de 2018. Los objetivos de estos cambios son adaptarse a las nuevas tecnologías, exigir más habilidades a los examinados, y evitar trampas en el examen teórico.

Examen teórico de conducir
Foto extraída de www.dgt.es

Cambios en examen teórico

Respecto al examen teórico del carnet de conducir, la DGT quiere eliminar progresivamente el sistema en papel para sustituirlo por otros medios tecnológicos como tablets. De esta forma el examen teórico podría incluir unos vídeos de determinadas situaciones de riesgo o de emergencia. La persona que se examina tendría que describir con sus palabras cuál sería la maniobra que considera más adecuada para esa situación. El objetivo es que los examinados interpreten mejor la situación planteada y respondan cuál sería su reacción personal, en lugar de simplemente tener que elegir una opción entre un grupo cerrado de respuestas.

Otro aspecto que le preocupa especialmente a la DGT es la memorización de los exámenes, por este motivo es posible que se modifique el sistema actual de preguntas y respuestas. Así se pretende acabar con la memorización de las respuestas a base de realizar muchos test. También se quieren incorporar inhibidores de señal inalámbrica para evitar fraudes utilizando pinganillos u otros dispositivos de comunicación similares. Estos inhibidores de frecuencia ya han sido incorporados en otros países de la Unión Europea con buenos resultados.

Cambios en examen práctico

Por otra parte, respecto al examen práctico del carnet de conducir, se estudia la opción de incorporar navegadores GPS que serán los que darán las instrucciones al alumno para que las siga, en lugar de hacerlo los examinadores. En los GPS se cargarán unas rutas preestablecidas y el alumno deberá obedecerlas respetando las normas de circulación. Mientras, el examinador se encargará de evaluar la conducción. Otra opción es que el examinador le pida al alumno que introduzca una dirección en el GPS y que siga las instrucciones para llegar al destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *